sábado, 20 de diciembre de 2014

lunes, 15 de diciembre de 2014

FAUNA LITERARIA (6)

CRIATURA NÚMERO 6


Tímido debutante que busca una luz, a diferencia del principiante feroz, es capaz de escuchar para aprender, pero suele salir desencantado ante el comportamiento de todos los anteriores.

VIAJO SOLA - SAMUEL BJORK

La cantera nórdica parece no tener fin, y el noruego Samuel Bjørk así lo demuestra en esta novela en la que los policías Holger Munch y Mia Krüger van a tener que lidiar con sus propios fantasmas y con un depravado que asesina a niñas para luego vestirlas de muñecas y colgarlas de los árboles. Pasados atroces, religiones caníbales, venganzas soterradas, la sombra de algún muerto personal, todo jalona el camino de los dos investigadores que se dejarán en él algo más que el alma.

Viajo sola. Samuel Bjørk.
Suma de Letras. Madrid 2014. 555 páginas. 19,50 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 13/12/2014)

domingo, 7 de diciembre de 2014

EL IMPOSTOR - JAVIER CERCAS

La ficción salva

          Engañar siempre a alguien o engañar alguna vez a todo el mundo, más o menos así rezaba aquella máxima de Abraham Lincoln. Pero qué pasaría si hubiera existido alguien capaz de conseguirlo todo, capaz de engañar siempre a todo el mundo, capaz de reinventarse una y otra vez para vivir varias existencias, para tal vez llenar el vacío que su propia vida le proporcionaba. A eso se enfrenta Javier Cercas en esta nueva novela sin ficción, como a él le gusta denominarla, a la extraordinaria, atrayente y demoledora personalidad de un hombre singular, Enric Marco Batlle, un individuo que puede sublimar el sueño de cualquier narrador.

          Estamos, por lo tanto, ante una novela atípica, salpicada de metaliteratura, puesto que el propio Cercas nos hace partícipes de las inquietudes que le provocó su génesis, y hasta de lo complejo que fue un proceso que estuvo continuamente salpicado de dudas acerca de si lograría o no escribir esta obra. Enric Marco fue capaz de presidir la asociación de víctimas de un campo de concentración nazi sin haber puesto un pie en él; Enric Marco desempeñó durante su vida varios papeles que no llegó a vivir del todo, pero que supo ir completando con la ficción, con verdades a medias y grandes mentiras, porque estaba convencido de otra máxima peligrosa, la que afirma que la mentira es buena si tiene como objetivo el bien común, y que es mala sólo si provoca el mal.

          No es nada fácil hacerse pasar por quien no se es, hay que tener un talento casi natural para que mentir se convierta en una herramienta que roce el arte, y eso para lograrlo una vez. Imagínense cómo ha de ser ese talento para alcanzar con éxito ese engaño tres o cuatro veces en una vida. Ahí están las luces que amenazaban con deslumbrar a Javier Cercas; las sombras, que las hubo, y muchas, tienen que ver con la conciencia y la ética, dos pilares para millares de personas, pero dos trozos de barro maleables para Enric Marco.
 
          El proceso creativo de la novela no tiene desperdicio, Javier Cercas abre la puerta de la participación a familiares y amigos, y el resultado son unas páginas en las que la ficción salvó a Marco mientras la realidad podría haberlo matado, unas páginas en las que tanto él como Cercas juegan con nuestra fascinación, a la par que con nuestra curiosidad, porque vamos avanzando queriendo saber hasta dónde llegó este impostor, y sobre todo cuáles fueron tanto sus motivaciones como sus constantes intentos de justificarlas.

El impostor. Javier Cercas.
Literatura Random House. Barcelona 2014.

420 páginas. 22’90 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 6/12/2014)

LA SANGRE DE LOS LIBROS - SANTIAGO POSTEGUILLO

          Una vez más Santiago Posteguillo demuestra hasta dónde llega su amor por los clásicos, y de qué forma tan amena puede contagiarse dicho amor a los lectores, ya estén versados o no en las mejoras obras de la literatura universal. Los detalles de la muerte de Pushkin, qué provocó la enemistad entre Lope y Calderón, el amargo final de Poe, los versos perdidos de Dante, la osadía de Quevedo, el asesinato de Agatha Christie, son algunos de los casos de los que a buen seguro disfrutará el lector.

La sangre de los libros. Santiago Posteguillo.
Planeta. Barcelona 2014. 224 págs. 18’90 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 6/12/2014)

sábado, 29 de noviembre de 2014

CAFÉ NOIR

Mi relato Café solo ha pasado a ser Café Noir, gracias a Caroline Lepage, y a la traducción de Émeline Bénard y Justine Ladaique. En el enlace siguiente puede leerse, en la página 335 del volumen Lectures d'Espagne 3.

http://fr.calameo.com/read/002617799bf4d292cf4c6



domingo, 23 de noviembre de 2014

PIEL DE LOBO - MANUEL PÉREZ RECIO

Viaje a la memoria

          Con ese destino arranca de Madrid Daniel, fotógrafo y columnista de prensa en la capital en los inquietos años de la transición, impulsado por la última carta de un padre al que creía muerto hacía unos cuantos años. Manuel Pérez Recio compone una novela en la que los testimonios tienen un papel fundamental, porque le irán descubriendo la figura de un hombre que distaba mucho de ser como a él le habían hecho recordar.

          Acompañado por la pequeña Ángela, una hija que sobrevive a la tajante separación de sus padres, y por el irascible Pablo, albacea y compañero de andanzas de su padre, poco a poco averiguará cuál fue el papel de aquél al que llamaban El Lobo en los primeros años de la posguerra, cuando unos cuantos irredentos se echaron al monte y no se resignaron a dejar de luchar contra la tiranía. En un pequeño pueblo cercano al Pirineo oscense se esconden todos los secretos que Daniel tendrá que desentrañar, los referidos a su padre y a su última misión, los de una niña que desapareció en la montaña varios años atrás, y los de un corazón que trata de hallar un nuevo ser en el que volcar sus latidos.

          Una novela en la que Manuel Pérez Recio demuestra que nunca las cosas son como parecen, en la que rezuman sus mimbres de narrador, con una prosa fluida que nos llevará hasta su final casi sin darnos cuenta, justo como él quiere antes de abrirnos, una vez más, los ojos.

Piel de lobo. Manuel Pérez Recio
Edn, 2013. 355 páginas.

sábado, 22 de noviembre de 2014

SPARTANA - JJ GÓMEZ CADENAS

El mañana nunca miente

     Cuando un científico se pone a escribir pueden pasar dos cosas; que aburra soberanamente a los lectores con un soso verismo, o que ponga sus conocimientos al servicio de la ficción. Juan José Gómez Cadenas pertenece a este segundo grupo, y además se mantiene firme en él gracias a su pasión por la literatura clásica, tal y como puede verse en numerosas guiños de esta novela, una obra que seducirá por igual tanto a los escépticos de la ciencia ficción como a los amigos de los buenos libros con aventura.

            En un futuro no muy lejano el mundo se ha compartimentado de manera salvaje, la crisis ha marcado las ciudades con la división más terrible: los que tienen y los que no, hay continentes fusionados, imperios que vuelven al pasado más dictatorial y una ciudad utópica, Alberta, donde parecen radicar las últimas esperanzas para la cultura y la ciencia humanas.

            Y alimentando los instintos de la plebe de todo el orbe, una atractiva competición, la Spartana, en la que hoplitas y amazonas de diferentes países compiten para saber quién es el mejor atleta mundial. Tres pruebas: combate, maratón y lucha con perros, retransmitidas a todo el mundo bajo el poder omnímodo de unos drones controlados por quienes siguen manejando el poder, a pesar de las décadas y los siglos transcurridos.

            En esa dinámica se mueve la protagonista, Vega Stark, una de las mejores amazonas del circuito, que además de triunfos va buscando su propia identidad. Esa misma dinámica es la que aprovecha Gómez Cadenas para hacernos reflexionar sobre nuestra conducta actual, porque corremos el riesgo de desembocar en una sociedad como la que él pinta: llena de carencias, con vigilancias orwellianas, con toque de queda y sin libertad, y en la que la ciencia sólo será un instrumento para que algunos se aseguren el mantenimiento de su poder tiránico. Es bueno pensar sobre ello, pero mejor aún hacerlo de la mano de una historia apasionante.

Spartana. J.J. Gómez Cadenas.
Espasa. Barcelona 2014. 433 páginas. 19’90 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 22/11/2014)

LA VIDA EXTRAÑA - NATALIA CARBAJOSA

    Todos los recuerdos caben en el charco de una playa, y la mayor fiesta de todas consiste en estar vivos, éstas son dos de las premisas con las que Natalia Carbajosa vuelve a sus versos, y lo hace también para nombrar el mundo de nuevo con cada poema, guardando la pureza de la inocencia milenaria, la inocencia de la verdad poética, la que nos permite volver la vista a la nostalgia. Conjugar vida y literatura, vida y poesía es, posiblemente, lo máximo que se le puede pedir a un verso.

La vida extraña. Natalia Carbajosa.
Amarante. Salamanca 2014. 76 páginas. 12 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 22/11/2014)

domingo, 16 de noviembre de 2014

FAUNA LITERARIA (5)



CRIATURA NÚMERO 5

Presuntuoso que ha alcanzado una cierta notoriedad y presume veladamente de ella, en el mejor de los casos promete abrir puertas a otros que luego no conducirán a ninguna parte, en el peor, puede que esconda una continua burla de superioridad.

TRES ACTOS Y DOS PARTES - GIORGIO FALETTI

          El boxeador retirado Silvano Masoero es ahora utillero de un club de fútbol que lucha por el ascenso en un último partido decisivo, y en el que juega también su hijo Roberto. Giorgio Faletti nos ofrece, en la voz de este baqueteado personaje, los entresijos de su pasado, los avatares de la conciencia, el conflicto entre la honradez y el dinero, los errores que nos aguardan a ambos lados del camino, y todos los golpes que la vida suele propinarnos, aquellos que aún nos permiten levantarnos una última vez.

Tres actos y dos partes. Giorgio Faletti.
Anagrama. Barcelona 2014. 152 páginas. 14’90 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 15/11/2014)

lunes, 10 de noviembre de 2014

ENTREVISTA EN UNIVERSOLAMAGA

Entrevista a Antonio Parra, autor de “Acabo de matar a mi editor” | #MundoLiterario

sábado, 8 de noviembre de 2014

LA REVOLUCIÓN SECRETA - CLAUDIO CERDÁN

Nieve roja

          Los buenos autores se reconocen también por la facilidad para moverse entre géneros huyendo de posibles encasillamientos, y Claudio Cerdán, a quien conocíamos por tres brillantes novelas negras, nos entrega ahora un relato ambientado en la Rusia caótica de 1919, en mitad de la guerra civil que desencadenó la revolución, y en la que la angustia y el frío son sólo los maestros de ceremonias.

          Con su habitual estilo directo y certero, Cerdán abandona su habitual Alicante corrupto para sumergirse en el corazón de la estepa, la más ingrata de las amantes, que cautiva con un beso blanco al hombre antes de llevarle a un sueño fatal. El capitán Aleksandr Strahov recibe la misión de proteger a toda costa un pequeño pueblo cuya importancia estratégica nadie acierta a vislumbrar hasta que el autor tiene a bien empezar a mostrar sus cartas. Es una de esas misiones extrañas que llegan cuando las guerras empiezan a perderse, y que se complicará cuando un ser demoníaco vaya asesinando brutalmente tanto a soldados como a paisanos.

          No se le podía pedir a un autor versado en crímenes que abandonase su instinto, pero esta vez no hay novela negra, sino el miedo más absoluto peleándose con la racionalidad científica, y en medio un pueblo sometido que luchará a su manera contra el invasor. La sombra de la muerte tiñe la nieve de rojo, y como en toda época de guerra, surgen las miserias humanas, lo peor de cada uno de nosotros, sólo que con este entorno lo peor es difícilmente tolerable incluso para las almas más curtidas.

          Por si fuera poco, emerge del frío el Maestro, un gigante cazador de licántropos, con una dentadura de plata y unos conceptos seudorreligiosos que harían sollozar a cualquier asesino en serie actual. Claudio Cerdán maneja los ingredientes con tanto desapego emocional como crudeza, la guerra es salvaje, la muerte casi omnisciente y su prosa está envuelta por ese hálito que el frío congela nada más nacer en la garganta.

La revolución secreta. Caludio Cerdán.
Alrevés. Barcelona 2014. 320 páginas. 18 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 8/11/2014)

EL HOMBRE SIN ROSTRO- LUIS MANUEL RUIZ

  Madrid, 1908, los científicos involucrados en un secretísimo proyecto comienzan a desaparecer sospechosa y sistemáticamente, y sólo tres personajes muy peculiares, Salomón Fo, su hija Irene y el aspirante a periodista Elías Arce, podrán dar con la clave del misterio. Luis Manuel Ruiz ha perfilado una novela muy atrayente no sólo por su trama, sino por el uso de un estilo brillante en el que destacan el lenguaje, bendecido con una cuidadísima adecuación histórica, y un soberbio tacto a la hora de dosificar tanto la intriga argumental como sus enigmas.

El hombre sin rostro. Luis Manuel Ruiz.
Salto de Página. Madrid 2014. 221 páginas. 16’90 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 8/11/2014)

martes, 4 de noviembre de 2014

FAUNA LITERARIA (4)

CRIATURA NÚMERO 4

Principiante que lo que busca es endosar a los asistentes tantos manuscritos como pueda, para lo que, sin pudor alguno, no duda en hacer virar todas las conversaciones hacia su terreno; peligroso porque tal vez no pueda resistir una crítica sincera, si es negativa.



domingo, 2 de noviembre de 2014

ANILLO DE MOEBIUS - RUBÉN CASTILLO

Si Alicia fuera Enrique

          Retorcer la realidad como si fuera el regaliz en la mano de un niño despistado, hacer que cualquier persona camine cabeza abajo. Poco más o menos así se podría resumir lo que ha hecho Rubén Castillo en esta nueva novela, con su sosiego habitual, con esa prosa mimada y ese lenguaje que no sólo domina, sino que forma parte ya de su propia alma. Así se ha empeñado en hacernos dudar acerca de lo que vemos, de lo que vivimos, incluso de lo que podemos sentir.

          Enrique, o Julio, da igual quién ya desde el primer tercio de la novela, asiste incrédulo al derrumbamiento de su existencia, porque todo lo que conoce deja de pertenecerle. El objetivo, y su autor lo sabe como nadie, es retorcer también la conciencia del lector, avisarle de que es posible que nuestra placidez existencial pueda verse alguna vez truncada por un destino que suele ser el más gamberro de los dioses que vigilan nuestro paso por la vida. Hay dudas, evidentemente, y un proceso progresivo al que asistimos y en el que casi participamos, con sus fases de negación, incredulidad, búsqueda de posibles causas, presunción de una broma pesada, e incluso la puerta entreabierta a la locura.

          Lo mejor es precisamente la delicadeza que Rubén le imprime al proceso, delicadeza o exhaustividad, porque no deja que su personaje se salte un solo paso, y de esa forma logra que nosotros mismos caigamos también presa de la inquietud y el desasosiego, hasta el punto de que hay ocasiones en las que, al cerrar el libro, no tenemos más remedio que mirar a nuestro alrededor para constatar que realmente somos quienes somos, o al menos quienes creemos ser. Porque ha dinamitado aquella famosa frase de don Quijote: ‘yo sé quién soy’. ¿Estamos seguros de eso?
 
          Por supuesto, el tema del otro no es un hallazgo literario, grandes autores, alguno incluso de cabecera del propio Rubén Castillo, lo han cultivado antes. Entonces, ¿por qué leer esta novela, dónde está su mérito? Ni más ni menos que en la sencillez y naturalidad con la que su autor aborda un tema tan demoledor, algo que requiere mimbres de gran narrador, y de buen conocedor de la naturaleza humana, un mérito que hay que saber complementar también con un lenguaje digno de la mejor literatura, y hasta con una guinda necesaria, la de un final que, aunque suene a tópico, no dejará indiferente a ningún lector, siempre que Enrique o Julio no decidan cruzar de nuevo el espejo de Alicia.

Anillo de Moebius. Rubén Castillo.
Sloper. Palma de Mallorca 2014. 187 páginas. 15 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 1/11/2014)


domingo, 26 de octubre de 2014

martes, 21 de octubre de 2014

DOCE LUNAS - SANTIAGO POSTEGUILLO

DOCE LUNAS

SANTIAGO POSTEGUILLO
LA SANGRE DE LOS LIBROS


Charlamos con Santiago Posteguillo poco después de que vea la luz La sangre de los libros, el segundo volumen que dedica a los rincones oscuros, curiosos y desconocidos de las grandes obras de la literatura universal.

1. Tanto en su obra anterior, La noche en que Frankenstein leyó El Quijote, como en ésta, la temática es la trastienda de la literatura, ¿a qué se debe este giro en su producción literaria?

A mi pasión por la literatura. No sólo por crear mis propias obras en forma de novelas históricas, sino también porque deseaba compartir con los lectores que me siguen qué libros clásicos creo yo que merece la pena no olvidar.

2. ¿Qué le ha divertido más, el proceso de selección de estas interioridades, o su propia escritura?

Son cosas diferentes, pero complementarias. Cuando exhibes tu propia literatura hay mucha libertad creativa. No obstante, también he disfrutado de gran libertad de creación en La sangre de los libros porque a la hora de recrear la vida de los grandes escritores y escritoras he pensado mucho en formas originales sobre cómo contar sus vidas. Eso sorprende mucho a los lectores: la forma en que cada relato está escrito, los diferentes puntos de vista narrativos, siempre pensados para generar misterio y atraer al lector a los libros más grandes de la historia de la literatura.

3. De todos los casos de los que nos habla, tanto en La sangre de los libros como en el volumen anterior, ¿cuál es que más le ha fascinado?

El relato de “La reencarnación de Shakespeare” sobre un escritor cuya identidad no revelaré aquí, sino en el libro, para no quitarle misterio a la obra, es de los que más me emocionó investigar y escribir. El de “El asesinato de Agatha Christie” también es espectacular.

4. Usted es un apasionado de Roma, ahí están sus dos trilogías, pero su formación es la filología inglesa, ¿qué tiene la época romana que tanto le ha interesado?

Roma son nuestros orígenes, nuestra lengua, nuestras costumbres, nuestro derecho, infinidad de pequeños y grandes detalles de nuestra vida provienen de Roma. Saber más de ella es aprender de nosotros mismos. Eso me atrae enormemente.

5. En Roma se luchaba mucho contra la corrupción, ¿cree que nuestros corruptos habrían sobrevivido allí? ¿Qué hubiera hecho el emperador Trajano con ellos?

El emperador Trajano habría obligado a todos los corruptos a devolver el dinero y luego los habría exiliado a lugares inhóspitos. Los que no devolvieran el dinero se habrían visto rodeados de leones en el Anfiteatro Flavio. Ellos mismos. La gente devolvía lo robado siempre.

6. En su primera trilogía eligió como protagonista a Escipión, en la segunda a Trajano, dos colosos históricos, ¿cree que en la sociedad actual quedan colosos como ellos, dignos de pasar a la Historia?

Los últimos colosos que se me ocurren son Ghandi, Martin Luther King o Nelson Mandela. Churchill, de otra forma, también. Luego hay colosos desconocidos: la gente humilde, pero honesta, que se las ingenia para sobrevivir en un mudo esencialmente injusto sin robar ni agredir a nadie, sino con su propio ingenio y pericia.

7. Como autor de novela histórica, ¿qué importancia le concede a la documentación y a las fuentes en cada una de sus novelas?

La documentación es esencial. Es la base sobre la que construir la novela. Sin esa base, en un relato histórico, toda tu obra se hundiría.

8. ¿Y hay algún secreto para que esas novelas terminen siempre entre las listas de las más vendidas?

Centrarse en que lo que cuentes sea muy entretenido: escenas cortas pero intensas, varias historias que se crucen, mezclar lo histórico con lo personal, historias de amor y de guerra, una multiperspectiva narrativa, dimensión cinematográfica. Toda esta combinación de elementos hace que estas novelas sean muy atractivas para mucha gente, pero es complejo manejarlos todos a la vez.


9. Próximamente verá la luz la tercera parte de la trilogía de Trajano, ¿tiene ya en marcha o en mente algún nuevo proyecto?

Veamos, aún necesito un año o año y medio para la tercera de Trajano. Y proyectos para luego tengo cuatro o cinco o más. Primero Trajano, luego evaluaré por dónde seguir, pero ideas tengo muchas.

10. ¿Qué esperanzas tiene puestas en la adaptación audiovisual que se realizará sobre Africanus?

Tengo esperanzas, pero son un poco como Santo Tomás de Aquino. He de ver para juzgar lo que se haga. Me consta que hay interés en el productor por hacer algo bueno y también por parte del guionista. Vamos a ir viendo. Será aún un proceso largo.


11. ¿Cómo valora el comportamiento del lector español actual? ¿Cree que la presencia del libro electrónico ha modificado nuestros hábitos lectores?

Se lee de forma diferente: los jóvenes, sobre todo, leen saltando de una página a otra. No es una lectura mala, pero sí diferente. Desarrolla destrezas diferentes a la lectura reflexiva y continuada de un texto largo. Lo que hay que procurar es que los jóvenes lean de las dos formas: en internet y textos largos también (que pueden estar en formato electrónico o impreso, eso no es relevante: lo esencial es el tipo de texto y no abandonar los textos largos que requieren días para su lectura completa).

12. ¿Qué les diría a los lectores que no le conozcan para que se acerquen a La sangre de los libros?

Que los escritores clásicos tuvieron vidas tan sorprendentes que cuando las conozcan querrán no ya sólo leer sobre ellos, sino también leer sus obras. Saltarán de La sangre de los libros a Edgar Allan Poe, Bécquer, Lope, Isaac Asimov, Robert Graves…. Y ése será el mejor salto de sus vidas.






FAUNA LITERARIA (3)

CRIATURA NÚMERO 3

Aspirante a triunfador por encima de todo, contrasta su avidez con el tono verdoso de la envidia, y se le salen por los poros las injusticias que se cometen con él cuando no es el elegido por algún jurado o editorial.


domingo, 19 de octubre de 2014

lunes, 13 de octubre de 2014

DOCE LUNAS - VEGA CEREZO

DOCE LUNAS

VEGA CEREZO
YO SOY UN PAÍS


1)    ¿Se atreve a definirse? ¿Qué hay más en Vega Cerezo, es usted una sirena o un país?

          Supongo que ambas cosas. El mar ha sido y es muy importante en mi vida. Mis mejores recuerdos de infancia están atados a los veranos en La Torre de la Horadada, y luego, más mayor, me trasladé allí buscando una serenidad que no encontraba en Murcia. En Yo soy un país hay varios guiños (por así decirlo) a “mi sirena”.

2)    ¿Qué significado tiene para usted el color azul?

          Evidentemente es el mar. La luminosidad, la frescura, la sensación de “semi-ingravidez” cuando te sumerges en él, la calma y también la adrenalina cuando surfeo.

3)    ¿Cuándo y por qué supo que había elegido el verso para nombrar el mundo que le rodea?

          Siempre he sido una lectora apasionada. La poesía ha sido una debilidad desde el momento en que con quince años, leí a Benedetti. No he podido ni he querido dejar de disfrutarla a diario. Cuando quise contar la historia de La sirena dormida, fracasé en mis intentos de contarla a través de la narrativa. Un día me planteé contarla en poesía porque era una historia de sentimientos, sus protagonistas eran sentimientos, y el género que podía contarlos era la poesía.

4)    En Yo soy un país encontramos amor, desamor, nostalgia, ¿cuál es el tema principal de este poemario?

          No puedo concebir un poemario si no es porque tengo una historia que contar. La metáfora que atraviesa Yo soy un país es la idea de que somos energía, que llegamos al mundo ocupando un cuerpo, una “casa”. A unos les toca una casa con vistas al mar, a otros un ático, a otros una casa a pie de calle… Da igual, la “casa” va llenándose y vaciándose, caminando sin remedio hacia la ruina mientras nuestra luz, nuestra energía que llegó siendo algo pequeño y leve, se vuelve hermosa y grande. Ésa es la metáfora que atraviesa este poemario. Pese a ese sentimiento de fatalidad, es un poemario luminoso y positivo. Habla del enriquecimiento de nuestra luz en ese viaje. Me considero una persona vitalista.
 
5)    Con cierta frecuencia utiliza en sus poemas el verbo “raspar”, ¿qué le raspa a Vega Cerezo de la vida?

          Pues me “raspa” lo hermoso y también lo horrendo. Creo que con los años voy aumentando esa superficie del alma que queda “en carne viva”. Y tan contenta, la verdad. Me emociona ver a mi madre cocinando con setenta años cuando entro a la cocina de casa y la veo trasteando entre ollas y fogones como cuando yo era una niña. Me emociona que mi hijo Iván me diga, “te quiero”. Me emociona dejar a Rocío a la puerta de la Universidad su primer día de clase. Y de igual manera me “raspa” la injusticia, el dolor ajeno, la gratuidad de la violencia, el desamparo… Ambas fronteras me desordenan con la misma brutalidad.

6)    El libro se estructura en dos bloques, la costa y tierra adentro, ¿en cuál de los dos se mueve con más soltura?

          En ambos. ¡Es lo que tiene ser sirena¡ Yo soy un país me supuso cuatro años de trabajo, y en ese tiempo uno evoluciona (por así decirlo) tanto a nivel vital como a nivel creativo. Las temáticas tratadas se repiten en ambas partes pero el modo de profundizar en ellas es distinto, por eso hice esa división: para identificar “el tono” del poema. Es una división tremendamente personal y subjetiva –evidentemente-, pero era necesaria.
          Hay poemas que para mí tratan el amor con más “levedad” que otros, por ejemplo, y están en La costa y sus accidentes porque entendí que era la parte más “de piel”, más en contacto con “lo de fuera”. Seguramente habrá lectores que incluirían ese poema en la otra parte, en Tierra adentro, pero esa amplitud temporal en la creación necesitaba reflejarla en el poemario. No por mí -que también- sino por el lector, para ayudarle a viajar por Yo soy un país.

7)    Y ya que en el libro se habla también de países y fronteras, ¿alguna vez se ha sentido exiliada de la poesía?

          Es una pregunta complicada. Me siento una lectora apasionada. En ese sentido la poesía me da muchísimos momentos de plenitud. Jamás me podría sentir exiliada de la poesía. Lo más libre y bello que tiene la poesía, es la poesía. Como poeta, me siento orgullosa de llevar “la piel limpia”. El día que vendes “tu arte” a otros demonios, te marcas un centímetro de piel, y eso mancha más allá de centímetro marcado. Me siento orgullosa de dónde estoy y también, de dónde no. Son decisiones que en ambos casos he tomado yo, y eso me hace sentirme bien. Es algo que practico en todos los aspectos de mi vida, y no me ha ido mal. Duermo bien.


8)    También aparecen algunos textos en prosa, en los que se habla de una extraña ciudad. ¿Qué es ‘Ciudad Fragilidad’?

          Ciudad Fragilidad es la reinvención de la poética que hay en Yo soy un país, en prosa. Es la vuelta de tuerca, el juego, la golosa que pasa la noche en una pastelería… No podría comprender Yo soy un país sin Ciudad Fragilidad. Y espero/deseo que el lector tampoco. Es una tentación a la imaginación.

9)    ¿Qué ha cambiado en Vega Cerezo entre La sirena dormida y Yo soy un país?

          Mucho. Afortunadamente, creo… La diferencia entre ambos trabajos está -historia al margen-, en el proceso creativo de uno y otro. La sirena dormida encontró el verso, como la ola encuentra la orilla. Con una virulencia y una fluidez asombrosas. Era, y es, brillante y efervescente; eléctrica. Siempre estaré agradecida a esos versos que tienen algo de incorregible e imperfecto, que los hace únicos.  Yo soy un país es un trabajo mucho más pausado y reflexivo. Creo que estructuralmente presenta una evolución evidente. Esa voz poética que latía en La sirena dormida, sigue estando ahí, pero modulada por un proceso evolutivo vital, y también creativo. Actualmente me siento más cerca de Yo soy un país en la forma de escribir: tiendo hacia versos más largos y me decanto hacia la no obviedad en la poesía. Me escuece a los ojos.

10) A juzgar por sus versos, las personas que le rodean parecen tener gran importancia en su creación, ¿Es así?

          Son “mi país”. Un ecosistema que da sentido a mi animal.

11) Entre el mundo profesional de las editoriales y la poesía, ¿en cuál de los dos se encuentra más cómoda?

          Profesionalmente, en el editorial. Soy feliz en el trabajo que realizo. Tengo el mejor trabajo del mundo. Estudié Biblioteconomía y Documentación porque pensé que ir a trabajar todos los días a un lugar lleno de libros era como estar en un pequeño cielo en la Tierra. No trabajo en una biblioteca pero me paso el día rodeada de libros y en librerías. Me hace feliz. La poesía no la siento como algo profesional; es una debilidad, una pasión. Como decía Antonio Vega, es el sitio de mi recreo.

12) ¿Cómo convencería a un lector desconocido para que se acerque hasta sus versos?


          Con el poema. Lo único que sujeta al poeta, es el poema. Si el poema no electrifica, no desordena, no acaricia al alma, no hay nada más.





domingo, 12 de octubre de 2014

CRÍMENES ILUSTRADOS - ÁLVARO DEL AMO

          Cuatro historias muy diferentes, dos hermanas que contratan al mismo asesino para aliviar su odio, una pareja que se ahoga entre sus diferentes objetivos vitales, una soprano empeñada en proyectar la ópera en su vida, y un hombre ajusticiado en vida por tres aristas de su pasado. Álvaro del Amo traza el nexo común entre las cuatro, la necesidad de que el asesinato, ya sea cometido o simplemente inducido, funcione como un barrendero de conciencias, y arrase con la inmundicia que los años o el remordimiento depositan en el ánimo.

Crímenes ilustrados. Álvaro del Amo.
Menoscuarto. Palencia 2014. 192 páginas. 16’50 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 11/10/2014)

TEMBLAD VILLANOS - LUIS MANUEL RUIZ

La extraña pareja

          No hay nada peor que dejar atrás una vida, una pareja, una ciudad, y verse envuelto en un universo de obligaciones que amenacen con dinamitar la nueva existencia, o quizá eso sea precisamente lo mejor para terminar de borrar el pasado. Así arranca esta novela de Luis Manuel Ruiz, ganadora del Premio Málaga de Novela 2014, y en la que una dolorida inspectora Esther Béjar cambia Madrid por Sevilla, con la única compañía de una madre adicta a la basura televisiva, y de un hijo superdotado que prefiere los tratados de termodinámica a la mejor de las consolas.

          La inspectora llega a una comisaría en la que será mirada con lupa, justo cuando la ciudad es presa del pánico gracias a las andanzas del Asesino del Tobillo, un depredador psicótico que cercena un pie de cada víctima como recuerdo macabro. Claro que ése no será el único caso, porque otras muertes salpican la ciudad con el misterio de unas tiras de cómic que aparecen sobre los cadáveres, a modo de enigmáticos e indescifrables códigos.

          Todo bien sazonado además con un presente narrativo que le da viveza a la novela pero sin exageraciones, porque entre pesquisa y pesquisa hay tiempo suficiente para que la inspectora Béjar se pregunte hacia dónde camina su vida, y sobre todo hay tiempo para que aparezca Mo Pardo, el personaje de mayor potencia narrativa tras la propia Esther, un tipo peculiarísimo con una capacidad de raciocinio fuera de lo común, casi tan particular como su aversión a las lavadoras, a cambiarse de camisa y su manía de peinarse milimétricamente.

          Una pareja a priori extraña pero que hace las delicias del lector, porque el inefable Mo Pardo es una mina para cualquier autor policíaco, domina el trueque de información y tiene contactos hasta en el inframundo. Puede que estemos ante el nacimiento de una pareja novelesca que termine por dejar huella, sólo el tiempo lo dirá, el tiempo y la voluntad de Luis Manuel Ruiz.

Temblad villanos. Luis Manuel Ruiz.
Fundación José Manuel Lara. Sevilla 2014. 303 páginas. 19 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 11/10/2014)