domingo, 27 de mayo de 2012

UNA ESCARAPELA AZUL


Una escarapela azul

            Rosa Huertas acaba de conseguir que los lectores estemos de enhorabuena, porque en las mesas de novedades de las librerías han aparecido nada menos que dos nuevos títulos suyos, lo que duplica la satisfacción. Esto tampoco debería extrañar a nadie una vez que se conoce tanto la obra anterior de la autora como a la propia persona, una mujer que rebosa amor por la literatura por los cuatro costados, y dotada de una fuerza extraordinaria para atrapar y pergeñar historias y luego convertirlas en buenos libros.

El blog de Cyrano (SM Gran Angular) recoge los rasgos que la autora madrileña ya ha dado a conocer al mundo literario, su pasión por el pasado y los grandes autores españoles, y el afán por empuñar un misterio que sus protagonistas han de resolver, por supuesto, en las calles de Madrid, universo de referencia que cada vez toma más peso en la obra de Rosa Huertas, aunque siempre dedique páginas también a otros territorios por los que siente cariño, como ocurre aquí con la Cartagena familiar.

Sofía, al igual que Cyrano (tanto el literario como el trasunto que conoce en El Retiro), escribirá a un amor frustrado, a un amor oculto al que no se puede entregar, y Pablo, supuesto destinatario de esos textos, se convertirá en la llave con la que abrir el alma de la joven aspirante a periodista, y llenarla de la energía que supone entregarse a la investigación de un gran enigma. Como fondo, la personalidad y la huella de Federico García Lorca y el amor en los tiempos de la Guerra Civil, cuando el destino era más anoréxico que nunca y dejaba escapar sus hilos a manos llenas.

Casi al mismo tiempo que aparecía la obra anterior, lo hacía también La caja de los tesoros (Edelvives), una novela infantil con la que evitar la pérdida de los paraísos del tiempo, y en la que otra Sofía se alía con Miguel para demostrarle al mundo que es posible luchar por los orígenes, y enseñarnos a todos que el dinero puede ser un medio, sí, pero nunca el único motor que alimente nuestras vidas.

Una playa idílica, de las de antes, y unas monstruosas torres ladronas de mar en cuyo espejo no quiere mirarse un grupo de chicos, forman el punto de partida de una historia en la que Rosa Huertas pone en manos de los dos jóvenes protagonistas armas suficientes para dinamitar la especulación inmobiliaria, para ajustar cuentas con los secretos familiares, y para defender la posibilidad de vivir en cierta armonía con la naturaleza y con la sencillez del ser humano, algo que ningún adulto deberíamos olvidar jamás.

Rosa Huertas rescata una vieja escarapela azul que hermanaba en un secreto a algunos personajes de El blog de Cyrano; si sigue escribiendo así, tendrá que buscar la forma de fabricar millones de escarapelas para que sus lectores las llevemos prendidas con todo el honor del mundo.

El blog de Cyrano                                                                               La caja de los tesoros
SM, Gran Angular. 211 págs.                                                            Edelvives. 141 págs.
















sábado, 26 de mayo de 2012

MALEFICIUM


El camino de la razón

   Novelar el proceso más famoso que la Inquisición llevó a cabo contra la brujería en España no es tarea fácil, no ha sido la primera vez que se narran los desmanes del Santo Oficio ni la inquietud de Alonso de Salazar y Frías, quien dudó en todo momento de la presencia del Maligno en dicho proceso. Así que Patrick Ericson tenía doble trabajo al enfrentarse a esta novela, por un lado, contar los hechos que aparecen documentados en crónicas históricas, y por otro, hacerlo de forma literaria, con la soltura y la intriga que en él son habituales.

Y tras más de cuatrocientas páginas podemos afirmar que sale airoso del envite, porque a la primera persona con la que el jurista Alonso de Salazar emprende la narración, le sigue una tercera con la que facilitar al lector aquellos datos aún no revelados en el ‘Auto de Fe de Logroño’, y sobre todo las traumáticas experiencias por las que tuvieron que pasar personajes como María de Ximildegui, una de las acusadas de brujería que salvó sus carnes del fuego gracias a las pormenorizadas confesiones que regaló al tribunal.

Además de esas dos vías, Patrick Ericson no renuncia a retratar la intolerancia de la Iglesia española, y la ignorancia que en nombre de Dios les llevaba a cometer los desmanes más execrables, como tampoco se olvida de las mentiras con las que ciertos nobles, apoyándose en ese temor eclesiástico, buscaban satisfacer sus ambiciosos deseos. La existencia de curanderas, la tradición oral, el sexo desorbitado y las murmuraciones poco tenían que ver con la presencia de Lucifer en los prados de Zugarramurdi, y por esa vía se adentra un hombre empeñado en dudar de sus correligionarios y en encontrar la verdad, por mucho que le costase. El brazo del Santo Oficio es alargado, pero la razón sólo tiene un camino, y por él se afana Patrick Ericson en hacer caminar al lector.

‘Maleficium’. Patrick Ericson.
Editorial: Algaida. Sevilla, 2012. 422 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 26/5/2012)

MENTA Y NATA


Pocos clubes provocan un sentimiento como el que provoca el cromosoma bético, y Fernando Fedriani rinde al equipo un histórico homenaje al tiempo que desvela curiosidades reales como la presidencia de Ignacio Sánchez Mejías, la peculiar afición de Lorca y Cernuda, o la inquina que le tuvo Queipo de Llano, centrada en Sebastián Meléndez, defensa del combinado que ganó la liga en 1935. Que nadie se crea que este libro es una simple crónica deportiva, es mucho más, y atesora varias líneas narrativas de sueños, gestas y grandes contrastes, lógico tratándose del Real Betis Balompié.


‘Menta y nata’. Fernando Fedriani.
Editorial: Ediciones Alfar. Sevilla, 2011. 330 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 26/5/2012)

miércoles, 23 de mayo de 2012

EL COLOQUIO DE LOS PERROS

Dejo aquí la magnífica entrevista que Ignacio Borgoñós me hizo para la revista literaria El coloquio de los perros.



Antonio Parra Sanz
«Prometo misterio y también interés,
dos de los pilares que debe atesorar cualquier novela»

Ignacio Borgoñós

Antonio Parra Sanz (Madrid, 1965) acaba de publicar Apocalipsis 17, 1, una novela negra donde un asesino confeso conversa en un programa nocturno de radio con una locutora, que inmediatamente pone el caso en manos de un inspector de policía, abriendo así una historia tripartita donde cada personaje esconde luces y sombras, todo ello englobado en un ambiente claustrofóbico donde la culpa se erige como una gran amenaza. Pero Antonio Parra Sanz es mucho más que un escritor de misterio, no obstante ha ganado premios literarios de narrativa corta por toda la geografía española, donde se incluyen algunos tan prestigiosos como el Barcarola, y se confiesa admirador de obras como La Regenta y Cien años de soledad. Además, ha publicado la novela Ojos de fuego, así como los libros de relatos DesencuentrosEl sueño de Tántalo y Polos opuestos. También ejerce como crítico literario en el suplemento cultural “Ababol” del diario La Verdad. Conozcamos algo más de él.
Antonio Parra Sanz (Madrid, 1965)
      —EL COLOQUIO DE LOS PERROS: ¿Qué hace un escritor de cuentos capaz de ganar el Barcarola en la novela negra?
     —ANTONIO PARRA SANZ: Dar rienda suelta a la pasión por el misterio, soy un gran aficionado al género negro, tanto en la literatura como en el cine, y llegó un momento en el que ya no me conformaba con leer novelas negras, así que me lancé al ruedo de crear una historia de las que a mí me hubiera gustado leer, o ver en una pantalla, y así nacieron Ojos de fuego y su protagonista, el detective Sergio Gomes. Lo curioso es que aquella novela en principio iba a ser un cuento negro, pero fue creciendo y pidiendo más páginas, creo que fue un paso algo lógico, porque ya en mis primeros cuentos se asomaban de vez en cuando unos cuantos crímenes, así que estaba claro que tarde o temprano tendría que dejar de resistirme.
     —ECP: Sabemos que es escritor gracias a Cien años de soledad. Cuéntenos algo sobre esto.
     —APS: Cierta Nochevieja, con menos de veinte años, y debido a la reciente muerte de mi abuela, me vi poco después de la medianoche sin nada mejor que hacer que leer la novela de García Márquez, debido a que un magnífico profesor de Literatura nos la había recomendado en el curso de COU. Mientras en mi casa todos dormían, yo me enfrasqué en la odisea de la familia Buendía, y cuando quise darme cuenta, eran las cinco de la madrugada y me había bebido, de un trago, dos tercios de la novela. El tiempo se había licuado, mis ojos saltaban de párrafo en párrafo ante la maravilla de aquella prosa, y en aquel instante supe que había encontrado el libro de mi vida, y que ya no sería capaz de vivir un solo día sin leer. Cada uno de nosotros tiene un libro en su vida que nos marca para siempre, sólo hay que tener la paciencia suficiente como para dejarse encontrar por él, yo tuve la suerte de que me hallara joven, lo que me ha convertido en un apasionado de la literatura.

"Apocalipsis 17.1", publicado por Corona Borealis

     —ECP: ¿Cómo se originó su novela Apocalipsis 17, 1?
     —AP: Yo creo en el destino, y tratándose de la literatura, creo todavía más. Apocalipsis 17,1 formaba parte de otra novela más extensa, y era la obra escrita por el protagonista de esa novela mayor. Cuando finalicé aquel proyecto, me encontré con un número un poco desorbitado de páginas, y Amalia, mi mujer, me sugirió que diese independencia a ambas novelas, porque podían sobrevivir por sí solas. Ahí es cuando entra en juego el destino, que hizo que esta historia cobrara vida, y al mismo tiempo que la ‘novela madre’ mantuviera una extensión más adecuada que me permitiera centrarme más en su tema principal: nada menos que el sufrimiento de un autor que pretendía escribir una novela y veía cómo, a medida que su vida personal se iba resquebrajando, su calidad literaria iba en aumento. Luego, los caminos de la edición han hecho que una se publique antes que la otra, pero aún tengo esperanzas de que pronto pueda ver la luz Acabo de matar a mi editor, y, como no podía ser de otra manera, sigo sin renunciar a los crímenes.
     —ECP: ¿Qué lecturas de novela negra hay detrás de usted?
     —AP: La nómina sería demasiado larga, pero hay influencias a las que debo mucho, Vázquez Montalbán y su serie de Carvalho me volvieron incondicional del género, y poco a poco fui picando de todos los clásicos, desde Poe a los norteamericanos del ‘hard-boiled’, Chandler, Hammett, y por supuesto, también las figuras actuales europeas, Donna Leon, Andrea Camilleri, Petros Márkaris, Lorenzo Silva, Alicia Giménez Bartlett, y clásicos españoles como García Pavón o González Ledesma. Realmente no le hago ascos a ningún autor, aunque reconozco que, ante la última invasión de novelas nórdicas que sufrimos hace algunos años, llegó un momento en el que establecí filtros, porque todo empezaba a parecerse demasiado a Henning Mankell y Stieg Larsson.

Coloquiando con Antonio Parra Sanz © Ignacio Borgoñós
Definiendo el Apocalipsis     Foto: Ignacio Borgoñós


Para leer la entrevista completa: http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero30/bask30an.html


martes, 15 de mayo de 2012

RESEÑA DE APOCALIPSIS 17,1

Ésta es la reseña de Apocalipsis 17,1 que ha publicado Rubén Castillo en su blog Librario Íntimo:


"Suele decirse que lo prometido es deuda (aunque a veces, y sobre todo en España, lo prometido es duda), así que aquí tenemos la última novela del escritor madrileño Antonio Parra Sanz. Lo anuncié hace unas semanas, cuando reseñaba en este mismo espacio su colección de relatos Polos opuestos. Y cumplo. Y cumplo, además, con enorme orgullo, porque Apocalipsis 17,1 es una maravilla desde el punto de vista narrativo: una obra tensa, con personajes muy bien concebidos y dibujados, y con situaciones no sólo creíbles sino angustiosamente creíbles, que el autor cincela con su plumín para nuestro espeluzno.
Imaginemos a una locutora llamada Elisa Montes. Su vida personal no está resultando en los últimos tiempos precisamente fácil: su marido y ella han roto relaciones; su madre se encuentra en un centro asistencial, con una enfermedad degenerativa; tuvo la abandonar la emisora donde trabajaba antes, por un incidente más bien desagradable que los lectores (sobre todo los murcianos) identificarán con rapidez; etc. Ahora dirige y presenta un programa nocturno de radio llamado La sonrisa de la luna, donde los múltiples habitantes de la noche (los insomnes, los solitarios, los tristes) exponen casi en susurros sus lamentos y sus amarguras... Imaginemos ahora a un muchacho llamado Marcos Galván, que tampoco ha tenido un pasado sencillo: unos padres que nunca han respondido a sus expectativas; una conflictiva cosmología sexual; una lectura constante, turbia y más bien sesgada de la Biblia, que le hace imaginarse que alguien (obviamente, él) tendrá que convertirse en el redentor moral del mundo... Imaginemos por último a un inspector de policía llamado Alonso Marquina, igualmente perforado por mil zozobras: una esposa que canceló su vida con la ayuda de la farmacopea; una hija que lo culpó de aquel horror y que desde entonces ha procurado amargarle al máximo para que jamás olvide sus tribulaciones; un compañero que, tras salvarlo en una situación comprometida, abusa de él como cobro por el favor..."


domingo, 13 de mayo de 2012

PARQUE MUERTE


      Crear un parque temático dedicado a lo tétrico y la muerte parecía una buena solución contra la crisis, hasta que todos los suicidas del país deciden acudir a despedirse del mundo en sus instalaciones. El caso se lo ofrece Fernando Lalana a su detective y ex legionaria Lola Andrade, quien con una primera persona desbordante narrará sus curiosas andanzas en esta originalísima investigación en la que no faltará un buen número de sorpresas. Y es que hay personajes que, a pesar de su nombre, se empeñan en resultar tremendamente atractivos.

Parque MuerteFernando Lalana.
Editorial: Edebé. Barcelona, 2012. 228 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 12/5/2012)

EL TINTORERO DE GÉNOVA


      La hija de Fajardo el Bravo es seducida por un mago italiano de los colores, y a las espadas corresponderá con tintes, pendones e ingenio. Salvador García Jiménez entra en la Historia de Lorca con una novela dinámica y muy entretenida, cuyos beneficios van destinados a los damnificados de la Ciudad del Sol. Amén del propósito solidario, el placer de su lectura dejará al lector un regusto satisfecho, porque los avatares de Thomaso Donati para conseguir el amor de doña Blanca son una antología de inteligencia y pundonor.

‘El tintorero de Génova’. Salvador García Jiménez.
Editorial: Ediciones Tres Fronteras.  Murcia, 2011. 248 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 12/5/2012)

martes, 8 de mayo de 2012

MANDARACHE 2012

Y el Departamento de Lengua y Literatura del IES Mediterráneo tuvo la fortuna de ganar el Premio Mandarache 2012 a la mejor labor de un departamento docente. Gracias a todos ellos y a Salvador Martínez Pérez, que también lo hizo posible, pero sobre todo, gracias a los autores que nos visitaron en nuestra Semana Literaria y a nuestros jóvenes por leer.

video

PREMIOS MANDARACHE 2012

Nunca nadie podrá arrebatar a los jóvenes (y a todos nosotros) la libertad suprema de leer.

domingo, 6 de mayo de 2012

EL LECTOR DE JULIO VERNE


La vida late

            Continúa Almudena Grandes con sus Episodios de una guerra interminable, a su manera galdosiana, y ahora se traslada a los campos de Jaén donde algunos guerrilleros tuvieron en jaque a la Guardia Civil hasta 1949. En la voz del pequeño Nino recae la responsabilidad de desvelar las andanzas del mítico Cencerro, líder que resurgía de su cenizas para volver a simpatizar con el pueblo; y también le corresponde a Nino narrar su viaje de iniciación a la vida y a la literatura de Julio Verne, en cuyo universo encuentra siempre valores más fácilmente que en su rutinario día a día.

            Se suaviza la vehemencia narrativa que la autora madrileña ha derrochado en otras obras centradas en el conflicto, aunque no deja de llamar a las cosas por su nombre, pero la voz infantil es manejada ahora con delicadeza y brillantez, capaz de emocionar hasta el tuétano cuando relata la forma en que los gritos de los detenidos se colaban hasta los dormitorios infantiles de la casa cuartel. Tampoco las simpatías narrativas recaen siempre en los mismos, y los miembros de la benemérita son tratados sin demasiados maniqueísmos, con sus virtudes, sus defectos y hasta algún secreto demoledor. A todo ello le presta Nino una atención de entomólogo, al igual que cae fascinado ante la figura de Pepe El Portugués, un demiurgo presente en todos los acontecimientos, y dotado de una especial habilidad para no perder nunca la calma.

La vida latiendo, el hambre, las mujeres heroicas (aquí no hay cambios, Almudena Grandes mantiene su homenaje), las tradiciones rurales, los símbolos de una resistencia activa y también pasiva, los guerrilleros generosos, la sombra de Francia, las traiciones, la ideología de los guardias, el sentido común de las madres, la convivencia. Todo vale para que Nino crezca a sus escasos diez años, y todo ello le vale a su autora para entregarnos una novela que roza, otra vez, la maestría.


El lector de Julio VerneAlmudena Grandes.
Editorial: Tusquets. Barcelona, 2012. 417 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 5/5/2012)

HABITACIONES PRIVADAS


            En la casa del relato como género hay sótanos oscuros, pérgolas floridas, salones grandilocuentes y dormitorios peculiares, habitaciones como las que diseña Cristina Peri Rossi, y en las que lo usual es lo extraordinario, porque los personajes de estas diez piezas son una obra en sí mismos, desde el zoólogo animalizado hasta el generoso ladrón de bancos, o los doctores solidarios y una lesbiana engañada. Diez estancias pintadas con la calidad literaria, alguna que otra sorpresa y un lenguaje muy preciso que sorprenderá al lector en cada página.




Habitaciones privadasCristina Peri Rossi.
Editorial: Menoscuarto. Palencia, 2012. 116 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 5/5/2012)

VIENTO DE FURIOSO EMPUJE


Torrencial novela del mazarronero Pedro Espinosa García que muestra un viaje iniciático en busca de un libro sagrado al tiempo que desentraña las campañas de los árabes en el norte de África y sus primeros tratos con los visigodos, prólogo del proceso de conquista que los tendría entre nosotros siete siglos. Desde Damasco hasta Hispania, Yumán y Abdelaziz atraparán al lector en una narración vertiginosa, no exenta del obligado rigor histórico, y que profundiza también en las raíces religiosas, sociológicas e incluso lingüísticas del Islam.




Viento de furioso empujePedro Espinosa García.
Editorial: Ediciones Atlantis. Madrid, 2011. 535 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 5/5/2012)