domingo, 25 de septiembre de 2016

LA EDAD MEDIA - LEONARDO CANO

Mirando atrás

          Dicen los que son poco nostálgicos que no es bueno regresar al lugar en el que uno alguna vez fue feliz. Claro que la cosa cambia cuando la felicidad acaso fue algo esquiva en aquellos años de juventud, y Leonardo Cano parece guardar un lugar muy concreto para tres personas que ahora ya no son tan jóvenes, y que miran hacia atrás más de lo necesario, a los años del instituto, de las promesas diseminadas por doquier, de los caminos que aún no habían aprendido a bifurcarse, de las noches eternas y del mundo servido en bandeja de plata y dispuesto a ser devorado a bocados tan grandes como los tragos con que acompañarlo.

          El elitista centro del Bosco fue el microcosmos que acogió en su momento al Hijodelrana, a Moya y a Fauró, así como a sus otros compañeros, cuya estela sigue viva en la memoria. Por muchos años que pasen, por muchas zancadillas que ponga la vida, hay épocas, y gentes, que no se llegan a olvidar, y la excusa de una cena de aniversario de la promoción sirve de aliciente a Leonardo Cano para bucear en los recuerdos mientras se pasa el presente por la lupa de los objetivos conseguidos o no conseguidos, por las miserias laborales, los laberintos del sexo y los sentimientos, los divorcios, las muertes, las separaciones.

          Tres historias con tres voces narrativas muy diferenciadas, y muy bien repartidas literariamente hablando, que le permiten al autor su lucimiento al alternar primera y tercera personas con una narración en forma de chat establecido entre uno de los tres protagonistas y Julia, objeto de los sueños de más de uno. El paso de la juventud a la madurez será para algunos el tema central de esta novela, pero quedarse ahí sería pecar de ingenuidad, sería como ir a una fiesta de fin de curso y no pasar de la puerta. Leonardo Cano va bastante más allá, y partiendo del homenaje que hace a las generaciones de finales de los años ochenta nos regala pura vida, con todo su equipaje de dulzuras y amargores, porque esto es lo que hay, sueños que no siempre se cumplen y la necesidad de encontrar un hueco en una existencia que nos evita, amante caprichosa, muchas más veces de lo que sería deseable. 

La edad media. Leonardo Cano.

Editorial Candaya. Barcelona 2016. 318 págs. 18 euros.



OBSCENA - VARIOS AUTORES

Deliciosa fusión

          Relatos pornocriminales, así reza la portada de este volumen magníficamente editado y prologado por Juan Ramón Biedma. Porque, según sus propias palabras, no se trataba sólo de hacerle un hueco a la pornografía, sino de resaltar los valores literarios que ésta puede tener, y al mismo tiempo entrelazarla con uno de los géneros en los que las pasiones están más a flor de piel, el género negro. Ésa era la condición que han tenido que cumplir los trece autores participantes, incluido el propio Biedma, alumbrar un relato negro en el que cupiera lo pornográfico, o viceversa, como ocurre en alguno de los casos.

          Así encontramos el mundo hampón y turbulento de Carlos Salem y Juan Ramón Biedma, el fetichismo febril de Fernando Marías, la oscuridad de las películas snuff en Empar Fernández, o el simbolismo de José Carlos Somoza y Marcelo Luján. Pero también el cyberfuturo de David Llorente, las filias y las fobias más pertinaces en Guillermo Orsi, Marta Robles o Manuel Barea, una panoplia de sentimientos que provocará la conmoción en cualquier lector, a pesar de los avisos que se dejan ya en el prólogo, y que completan Carlos Zanón, Montero Glez y Susana Hernández.

          La literatura también está para romper moldes y fronteras, para pervertir géneros, nunca mejor dicho, y para blandir el lenguaje como un ariete capaz de penetrar las conciencias más timoratas. Sin olvidarnos del misterio, del lumpen, de la miseria, el incesto, la patología criminal, la necrofilia, los universos paralelos y los secretos más inconfesables. Absténganse los lectores sensibles de acudir a estas páginas, pero también deben saber aquellos que sólo busquen porno sin más que estos relatos guardan mucho más de lo que dicen, así que nadie podrá llamarse a engaño. Al menos las cosas aquí son llamadas por su nombre, o lo que es lo mismo, se multiplica el placer de la lectura con otros más terrenales pero igual de satisfactorios.

Obscena. Varios autores.
Alrevés Ediciones. Barcelona 2016. 222 págs. 15 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 24/9/2016)



martes, 20 de septiembre de 2016

DOCE LUNAS - ROSA RIBAS

DOCE LUNAS
ROSA RIBAS
AZUL MARINO

Cartagena Negra nos ha permitido conocer a un buen número de autores y charlar con ellos acerca de sus últimas obras. Una de las autoras que más nos transmitió durante su estancia fue Rosa Ribas, y aquí están sus palabras acerca de Azul marino, la última novela que ha publicado junto a Sabine Hofmann.

1)       Esta novela cierra una trilogía, ¿cómo se sobrelleva tener que decirle adiós a un personaje como Ana Martí?

Con cierta pena, porque es un personaje que me /nos ha acompañado durante mucho tiempo, que hemos visto crecer hasta ganar la entidad que tiene ahora. Ha pasado de ser una reportera novata en Don de lenguas a una periodista experimentada en Azul marino, gracias a situaciones durísimas como las que vivió en El gran frío.
De hecho, en un principio sólo teníamos pensado escribir Don de lenguas, pero nos pareció que Ana era un personaje que podía tener más recorrido. Por eso se planteó la idea de la trilogía de los años cincuenta. Es un personaje muy querido. Por eso es mejor despedirse de él cuando está en un gran momento. No se merece protagonizar, como otros, series en las que se aprecia que el autor escribe rutinariamente. Es una cuestión de amor por el personaje.

2)       Aunque sea difícil elegir entre las tres novelas, ¿qué ha aportado Azul Marino a la trilogía que ahora termina?

La madurez del personaje, por una parte, Por otra, un nuevo juego de perspectivas. Cada novela de la trilogía es diferente por lo que respecta a las voces narrativas. En Azul marino hay un mano a mano entre Ana Martí y el inspector Isidro Castro, dos fuertes personalidades, dos seres muy distintos entre sí, pero en esta novela condenados a entenderse.

3)       ¿Por qué han elegido la España de los años 50 como marco novelesco?

Cuando nos planteamos escribir una novela a cuatro manos, teníamos algunas premisas muy claras. Una de ellas era que la lengua y la literatura tendrían un rol central. Pero no queríamos que se convirtiera en una novela de forenses lingüísticos, algo mecánico a lo CSI. Tampoco queríamos ir tan atrás en el tiempo que la protagonista (esa era otra de las premisas, queríamos protagonistas femeninas), pudiera resultar un personaje anacrónico. Poco a poco nos fuimos aproximando a los cincuenta, una época de silencios, de cosas expresadas entre líneas, de palabras prohibidas. El marco ideal para una novela en la que la lengua fuese un instrumento potente en manos de las protagonistas.

4)       Usted ha escrito la trilogía junto a Sabine Hofmann, ¿cómo resulta la escritura a cuatro manos, pesa más la complejidad o la satisfacción?

Ambas cosas. Se pasa por muchas fases durante el trabajo. Ha habido momentos en los que han pesado bastante las dificultades intrínsecas de esta forma de creación. Pero al final lo que queda es la satisfacción.
 
5)       ¿Dónde ha tenido mejor acogida esta trilogía, en Alemania o en España?

Diría que en España.

6)       ¿Con qué disfruta más Rosa Ribas, con la génesis de la creatividad o con el proceso de escritura y redacción?

Me gustan todas las fases. Además, no puedo separarlas. En la fase en la que se genera la historia ya estoy construyendo texto también. Mientras escribo, la reestructuro constantemente.

7)       Si le pido que elija entre Ana Martí y Cornelia Weber-Tejedor, ¿podría?, ¿a cuál de las dos le tiene más simpatía?

No, no puedo. Me gustan las dos, las quiero a las dos.

8)       El personaje de Castro ha crecido mucho en esta trilogía, ¿volveremos a verlo en alguna otra novela?

Aunque a mí también es uno de los personajes que más me gustan, nos despedimos de él también en esta novela. Con pesar, ya que es quizás el que ha tenido una evolución más espectacular. De personaje “funcional”, ya que necesitábamos un policía que investigase, a co-protagonista en Azul marino.

9)       ¿Se atreve a comparar la acogida que tiene el género negro en Alemania y en España?

En Alemania el género negro es desde hace años el género estrella. Tres de cada diez novelas que se editan son de género negro. Se lee mucho, tanto autores alemanes como autores traducidos al alemán, con una clara preferencia por los anglosajones. Por dar otra cifra, la asociación de autores de novela negra en lengua alemana cuenta con unos 700 miembros. En España, aunque el género está tomando mucha fuerza, estamos muy lejos de esta presencia.

10)     ¿Cuáles han sido sus principales influencias literarias?

Son tantas que no me atrevo a hacer una lista. Estoy segura de que en cuanto la volviese a leer me llevaría las manos a la cabeza por haber olvidado a algún autor importante, sin cuyo poso no estaría actualmente escribiendo, pero que no tengo presente en este preciso instante.

11)     ¿Qué le diría a alguien que no conozca a Ana Martí para que se acerque a sus novelas?

Esto me cuesta siempre mucho, pero podría decir que encontrará novela negra conjugada con novela histórica, en la que hemos puesto mucho empeño en no caer en uno de los vicios de la novela histórica que más detesto, que es convertir la narración en una excusa para dar lecciones. En el centro de las novelas están siempre los personajes de ficción y sus peripecias vitales. Y digo vitales porque, volviendo a las preguntas iniciales, son personajes que para mí han cobrado algo próximo a la vida. En las novelas de Ana Martí queremos que el lector se sumerja en una época, que la viva, la experimente de la mano de sus protagonistas.

12)     ¿Cuáles son, si pueden contarse, sus planes literarios a corto o medio plazo?

Actualmente estoy escribiendo una novela corta en la que aúno novela histórica y novela fantástica. Vuelvo a un tema que me interesa mucho como es el de la emigración, pero desde un ángulo completamente nuevo.


ENTREVISTA PUBLICADA EN LA REVISTA SOLO NOVELA NEGRA
http://solonovelanegra.com/rosa-ribas-entrevista/


CUÉNTAME COSAS QUE NO ME IMPORTE OLVIDAR - PABLO DE AGUILAR

LO NEGRO SOCIOLÓGICO

Ha desembarcado en el mundillo Ediciones del Serbal, con su colección La orilla negra, dispuesta a ofrecerle al público un ramillete de buenos nombres y buenas lecturas negras, y entre ese grupo se halla Pablo de Aguilar, un autor que debuta en el género aunque a veces crea que tal vez llevase años practicándolo sin saberlo. Y lo hace con una novela de las suyas, intensa, profunda, en la que el perfil de los personajes adquiere casi tanto peso como la propia trama.
 Susano es un hombre sacudido por las adversidades, en paro, al borde del desahucio, divorciado, enamorado en secreto de la sobrina de su exmujer, un hombre que cada día comparte horas y miserias con otros desfavorecidos de su misma cuerda, malviviendo como pueden hasta que la muerte de uno de ellos lo trastoca todo. A partir de ahí, por haber comido con la víctima el día anterior, se convierte en sospechoso de un posible crimen que es una espoleta en una bomba que lleva en su naturaleza el retardo de la crisis.
El resto de la reseña puede leerse aquí: http://solonovelanegra.com/cuentame-cosas-que-no-me-importe-olvidar-resena/


domingo, 18 de septiembre de 2016

CRÓNICA CARTAGENA NEGRA 2016

CARTAGENA NEGRA 2016: EL SUEÑO HA CRECIDO


          Apagadas las luces de esta segunda edición de Cartagena Negra, el balance no puede ser más positivo para unas jornadas que sólo tienen dos años de vida. Un sueño que ha crecido en poco tiempo hasta convertirse en una realidad aceptada e incorporada ya al calendario de los festivales negros del resto de la geografía nacional.

          Y esa realidad se debe a dos factores fundamentales, por un lado a los autores que han visitado la ciudad portuaria, y por otro al público cartagenero, que ha llenado las salas día tras día demostrando que el interés por la literatura no es algo baladí, y que cuando se le ofrecen actividades de calidad el espectador es capaz de responder de manera muy satisfactoria.

          Todo comenzó con un magnífico diálogo negro-literario entre Rosa Ribas y Ernesto Mallo, tras una inauguración en la que la música estuvo presente gracias a la intervención de la Unión Musical Carthagonova, que nos regaló fragmentos de cuatro películas emblemáticas: El tercer hombre, El padrino, Casablanca y El golpe. Con semejante preámbulo, no era extraño que los dos autores que rompieron el fuego lo hicieran de manera muy brillante, y la naturalidad de Rosa Ribas y el ingenio de Ernesto Mallo cautivaron al auditorio, que previamente escuchó el manifiesto contra la violencia de género que se lee en todos los festivales negros.

          Y así continuó siendo el resto de la semana, en la que los autores departieron con los miembros de los clubes de lectura que coordina la Red de Bibliotecas Municipales de Cartagena, tal y como pudieron comprobar Esteban Navarro, Rafael Guerrero y Manuel Moyano (además de cinco autores más en las jornadas sucesivas), a quienes se unió en la mesa redonda posterior Pablo de Aguilar, en una jornada que cerró de manera multitudinaria el gran Fernando Marías con su monólogo Esta noche moriré, un colofón que dejó a los lectores pensativos acerca del peligro que encarna La Corporación.

          Clara Peñalver, Empar Fernández, Estela Chocarro y Graziella Moreno fueron las protagonistas de la siguiente jornada. Además de participar en los clubes de lectura, demostraron a los asistentes la inutilidad de la distinción de géneros en la novela negra, y probaron que cuando una novela es buena da igual a quién corresponda su autoría. Se rompieron muchos tópicos en esa sesión, y el punto final lo puso el grupo Stravaganza, con el escritor Santiago Álvarez a la guitarra, un grupo que se reunió veinte años después para regalar un magnífico concierto a Cartagena Negra.

EL RESTO DEL ARTÍCULO PUEDE LEERSE EN LA REVISTA SOLO NOVELA NEGRA:

http://solonovelanegra.com/cartagena-negra-el-sueno-ha-crecido/

LA LUZ PRODIGIOSA - FERNANDO MARÍAS


(LA VERDAD, "ABABOL", 17/9/2016)

jueves, 1 de septiembre de 2016

EL LARGO INVIERNO DEL CORAZÓN - MANUEL PÉREZ RECIO

Un buen detective

          De las muchas variantes que pueden establecerse en el género negro, hay una distinción quizá más determinante que las demás, la que permite clasificar las historias en las protagonizadas por agentes del orden y por investigadores independientes; luego quizá pudiéramos seguir clasificando cada novela según su trama, la temática, el tipo de crímenes o asesinos, las motivaciones, su relación con otros géneros, etc., pero un primer paso nos llevaría a elegir entre policías y detectives privados.

El resto de la reseña puede leerse en la revista Sólo Novela Negra:

http://solonovelanegra.com/el-largo-invierno-del-corazon-resena/


PREINAUGURANDO CARTAGENA NEGRA

De la mano del escritor Antonio Marchal-Sabater y su novela Oiz 1985. La sombra de la sospecha, realizamos el primero de los actos que anuncian la llegada de Cartagena Negra. Toda la crónica puede leerse en Sólo Novela Negra

http://solonovelanegra.com/preinauguracion-de-cartagena-negra/


sábado, 27 de agosto de 2016

EL NOIR DEL SUDESTE

EL NOIR DEL SUDESTE

          A las puertas de la segunda edición de las jornadas de Cartagena Negra, hay un detalle muy significativo en su programación, el hecho de que participen cuatro autores de la Región de Murcia, una zona que parece haber despertado al género en los últimos años, y en la que han ido floreciendo una serie de nombres que poco a poco le van dando identidad a lo que podríamos denominar como “el noir del sudeste”.

          A las jornadas cartageneras acudirán Jerónimo Tristante, Manuel Moyano, Claudio Cerdán y Rubén F. Uceda. Cuatro autores muy diferentes, como lo son también sus formas de acercarse y trabajar el género, desde el más reconocido por la saga de Víctor Ros, Jerónimo Tristante, hasta Manuel Moyano, quien debuta ahora en estas tramas oscuras con su novela La agenda negra. Tristante ya lleva un largo recorrido en la novela negra gracias a su decimonónico detective, y ha consolidado lo que podría llamarse el folletín negro, en el más puro sendero que iniciara Conan Doyle. El caso de Manuel Moyano es diferente, autor poliédrico, capaz de trabajar diversos registros, se estrena ahora con una trama en la que lo moral está incluso por encima del crimen.

          Los otros dos nombres presentes en las jornadas son los de Claudio Cerdán y Rubén F. Uceda, el primero ya trabajó el género más ortodoxo en novelas anteriores, teniendo como escenario Alicante y su corrupción, un marco en el que el lumpen y los policías más agrios se movían como peces contentos, pero ha dado un nuevo paso en su última producción, al mezclar lo negro con el mundo de los zombies, un experimento que, lejos de estallarle en las manos, dio ocasión a muy buenos ratos de lectura. En cuanto a Rubén F. Uceda, él ha llevado desde el inicio al género hasta hacerlo cohabitar con la ciencia ficción, en una novela marciana en la que la ambición y el crimen siguen presentes por muchos siglos que pasen. Una nueva demostración de que el género puede complementarse a la perfección con otras modalidades narrativas.

          Son sólo cuatro nombres en esta edición de Cartagena Negra, pero todo señala hacia el optimismo, porque la lista de autores practicantes va en aumento cada año que pasa, y así podemos encontrar a autores marcadamente negros, tales como Ginés García, Alfonso Gutiérrez Caro o quien firma estas líneas, junto a otros que se han acercado en ocasiones hasta los límites del crimen, como Paco López Mengual, Ana Ballabriga, David Zaplana, Paco Rabadán, Rafael Balanzá o Pablo de Aguilar. Eso sin olvidar a los autores autóctonos que siguen ejerciendo más allá de las fronteras regionales, como es el caso de Esteban Navarro, Juan Soto Ivars, Antonio Manzanera o David Jiménez el Tito.

          Pero además ha surgido una panoplia de nombres nuevos que están desembarcando con mucha fuerza, Víctor Mirete, Carlos Dosel, Juan Albarracín, Cristóbal Terrer, Pedro Martí, Antonio Marchal-Sabater, Miguel Ángel Montanaro, Fran J. Marber.  Una lista que se completa con Fco. José Segura Garrido, Fco. José Motos, Fco. J. Sánchez Lizón, Pedro García Jiménez o Antonio J. Ruiz Munuera.

          Algo tendrá esta zona del sudeste, porque no es muy normal que haya florecido tanto apasionado del género en una sola provincia. Cartagena Negra puede tener asegurado el futuro por lo que a la producción regional se refiere, esperemos que desde el resto de España reparen también en esta eclosión negra.

http://solonovelanegra.com/el-noir-del-sudeste/



AZUL MARINO - ROSA RIBAS Y SABINE HOFMANN

Ana Martí


          Cierran Rosa Ribas y Sabine Hofmann la trilogía de Ana Martí con esta entrega, un detalle que sin duda apenará a los lectores, porque la joven periodista barcelonesa, a medio camino entre la investigación policial y los ecos de sociedad, ya se había hecho un hueco en los corazones de unos fieles seguidores que habían disfrutado de sus andanzas tanto en Don de lenguas como en El gran frío. La España de los años cincuenta, con todos sus condicionamientos sociales, fue el escenario elegido por estas autoras para colocar a un personaje luchador, capaz de abrirse paso en el periodismo negro y de ser respetada por los policías de la ciudad condal.

El resto de la reseña puede leerse en la revista Sólo Novela Negra:

http://solonovelanegra.com/azul-marino-resena/


domingo, 21 de agosto de 2016

LA CAPITAL DEL MUNDO - GONZALO GARRIDO

Un hombre, una ciudad, un mundo


          Existen novelas negras en las que la trama alterna con la personalidad del personaje principal, y el lector recibe por igual ambos cargamentos de información, sin que por ello pueda decirse que el argumento y la investigación se resientan. Gonzalo Garrido reparte, en esta novela, esos papeles a la perfección, porque si se ocupa de estimular nuestra curiosidad para que intentemos averiguar si el prócer Ángel Mato se ha suicidado o ha sido asesinado, al mismo tiempo nos pone delante a su hombre, Ricardo Malpartida, llegado al mundillo detectivesco procedente de otro que se le asemeja bastante, el del taxi.


La reseña completa puede leerse en la revista Sólo Novela Negra:

http://solonovelanegra.com/la-capital-del-mundo-resena/


martes, 16 de agosto de 2016

RELATOS DE LA ORILLA NEGRA - VARIOS AUTORES

Crimen a dos mares


          Tal vez una de las mejores formas de presentar una colección de novela negra consista en ofrecerle al lector un buen escaparate de autores practicantes del género. Eso han debido de pensar en Ediciones del Serbal a la hora de configurar este volumen, en el que veintiocho relatos de diversos argumentos y pelajes se muestran como reclamo para que cualquiera se acerque al género negro si aún no lo conoce. Veintiocho nombres de uno y otro lado del Atlántico que han derrochado ganas e ingenio para conseguir que la lectura de este libro suponga un soplo de aire fresco, respetando cánones pero también rompiéndolos, homenajeando a algunos clásicos pero también creando una tendencia propia, evitando, en suma, que el lector pueda caer en la monotonía.

Como siempre, la reseña completa en Sólo Novela Negra:

http://solonovelanegra.com/relatos-de-la-orilla-negra-resena/


DONDE LOS ESCORPIONES - LORENZO SILVA

Tan lejos y tan cerca


          Arrancar a Bevilacqua y Chamorro del suelo patrio podría considerarse, en sí mismo, como uno de los elementos más virtuosos de la nueva entrega de Lorenzo Silva, pero pensar sólo en eso sería quedarse corto. El hecho de que la pareja, y dos compañeros más, se tengan que trasladar nada menos que a Afganistán ya dota a la trama de un interés adicional, pero no deja de ser complementario, lo que sí tiene mucho más valor es la manera en que ese cambio afecta a los personajes, sobre todo en unos momentos de sus vidas en los que los avatares de las mismas no dejan de zarandearlos, bañándolos en aguas bastante turbulentas que a menudo los arrojan el naufragio de la más absoluta soledad.

La reseña completa puede leerse aquí:

http://solonovelanegra.com/donde-los-escorpiones-resena/

EL BOSQUE DE LOS INOCENTES - GRAZIELLA MORENO

Peligrosos sueños


          ¿Qué hacer con unos sueños premonitorios que se han intentado ocultar durante media vida? ¿Cómo lograr prestar atención al horror cuando una pesadilla se convierte en una terrible realidad? ¿Cómo combinar esa peculiaridad con una investigación policial? Tres preguntas a las que Graziella Moreno da cumplida respuesta en una novela en la que las desapariciones de dos pequeños ponen en jaque tanto a los Mossos d’Esquadra como a los habitantes de una pequeña localidad del Montseny.

Aquí la reseña completa en la revista Sólo Novela Negra:

http://solonovelanegra.com/el-bosque-de-los-inocentes-resena/


viernes, 12 de agosto de 2016

CARTAGENA NEGRA 2016

QUEDA MENOS DE UN MES PARA QUE SE CELEBRE LA SEGUNDA EDICIÓN DE CARTAGENA NEGRA, CON UN PROGRAMA QUE ESTE AÑO VA A DEJAR BOQUIABIERTO A MÁS DE UNO





I LOVE NEW YO - GUILLERMO F. MONTOYA

Mucho más que Tiffany’s

          Revisitar Nueva York a estas alturas ya no supone novedad alguna, muchos autores lo han hecho, estadounidenses y foráneos, de generaciones anteriores y actuales, bajo el prisma de la amargura o del ingenio, incluso del humor ácido woodyalleniano. Entonces, ante ese panorama, ¿qué tiene de atractivo una nueva novela sobre la capital del mundo?, ¿qué puede llevar al lector a abrir sus páginas? La respuesta es una sola palabra: sensibilidad. Aunque podríamos complementarla con algunas otras, tales como cariño, dulzura, delicadeza.

          Esos méritos atesora Guillermo F. Montoya en esta novela, surgida desde el amor que él le profesa a la ciudad, hasta el punto de lograr que ese sentimiento trascienda en cada página y que se nos vaya contagiando de una manera incesante. No se trata ya de que nos anime a viajar a Nueva York, que eso puede hacerlo muy bien cualquier buena guía de viajes, sino que nos invita a participar de ese amor, de sus calles, rincones, edificios emblemáticos, costumbres…

          Y eso sin olvidar a sus personajes, el protagonista, Guillermo, cumple por segunda vez el sueño de viajar a la Gran Manzana, pero esta vez en unas condiciones diferentes, no conformándose con unas meras vacaciones sino dispuesto a pasar allí todo el tiempo que pueda, los meses que le dejen con su permiso de turista. Y lo que Guillermo encuentra no es sólo una ciudad, sino un nuevo yo, tal y como reza el juego palabras del título, y una serie de personas capaces de escoltarle en esa transición que parece estar viviendo.

          La abuela italiana y gruñona, la pareja servicial, un viejo profesor capaz de atemperar las inquietudes más desbocadas, pero sobre todo Atlanta, una joven mujer herida muy profundamente por una vida anterior y que será quien acompañe a Guillermo por su nuevo peregrinaje neoyorquino. Delimitada por plantas en vez de por capítulos, la novela nos va ganando en cada situación, nos hace cómplices de la relación que establecen Guillermo y Atlanta, sus visitas, sus juegos, sus fiestas, y de repente nos vemos como Audrey Hepburn, frente al escaparate de Tifanny’s, tomando un croissant narrativo de lo más sabroso y sin ganas de volver a nuestra realidad. Eso es lo que hay que agradecerle a Guillermo F. Montoya, que nos mantenga encendidas las ilusiones mucho más allá de Tiffany’s.

I Love New Yo. Guillermo F. Montoya
Chiado Editorial. 2015. 433 páginas. 19 euros.

lunes, 18 de julio de 2016

LA FRACTURA DEL RELOJ DE ARENA - CLARA PEÑALVER

Las últimas andanzas de Ada Levy, la detective de Clara Peñalver

http://solonovelanegra.com/la-fractura-del-reloj-de-arena-resena/



LA LLUVIA EN LA MAZMORRA - JUAN RAMÓN BIEDMA

La última novela de Juan Ramón Biedma en Sólo Novela Negra

http://solonovelanegra.com/la-lluvia-en-la-mazmorra-resena/



SUMIDERO - ALBERTO DE LA ROCHA

Sutileza
 
          Hay muchas maneras de encarar la redacción de una novela negra: dando prioridad a las incógnitas, al propio crimen, al desarrollo de la investigación, ateniéndose a las voces agrias de quienes indagan, al daño que sufren los allegados de la víctima… Tantas como tipos podamos imaginar, pero hay una que no suele ser muy habitual, la manera puramente narrativa, es decir, aquella que, dominando los recursos literarios como los saltos temporales y la prosa demorada, se toma su tiempo para ir presentándole el caso al lector.

          En esa línea se mueve Alberto de la Rocha con esta novela, porque de manera suave, detallista, sin dejarse ningún aspecto guardado, nos pone frente al caso de una joven que aparece ahogada en un pantano de la sierra madrileña, un caso que parece estar en punto muerto tras un mes de incompetencias de un comisario más amigo de los focos y los ascensos que de resolver crímenes.

          Podría ser cualquier noticia, por desgracia, de cualquier periódico, pero De la Rocha le pone tanta delicadeza, tanta dedicación a su prosa, que de repente nos vemos asistiendo a ese último fin de semana de agosto, al ambiente nocturno del pueblo, a la problemática de los adolescentes que lo habitan, y que podrían haber sido víctimas del crimen. Y asistimos a todo ello con la certeza de estar leyendo buena literatura, con la verosimilitud de un narrador que no cae en los tópicos fáciles del género, sino que nos cuenta algo más.

          Ese algo más recae en la persona del subinspector Primo Enríquez, refugiado de incógnito en el pueblo para tratar de arrojar alguna nueva luz sobre el caso, un hombre solitario, cuya vida personal anda bastante zarandeada, y que no comulga en nada con los presupuestos de su comisario. Del tesón de Enríquez y su capacidad para empatizar con el ambiente y las gentes del pueblo dependerá nada menos que la resolución del caso.

Sumidero. Alberto de la Rocha.
Algaida. Sevilla 2015. 328 págs. 18 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 9/7/2016)


RELATOS LÚGUBRES - DAVID JIMÉNEZ GARRIDO


(LA VERDAD, "ABABOL", 9/7/2016)


domingo, 3 de julio de 2016

UN HOMBRE LOBO EN EL ROCÍO - JULIO MUÑOZ GIJÓN

Modernos vs. rancios

          Jiménez y Villanueva van camino de convertirse en dos instituciones de un género que Julio Muñoz Gijón está llevando a cotas muy altas: la novela satírica escondida tras una trama investigadora, o viceversa, porque tanto montan las andanzas de los modernitos contra los rancios patrios como los métodos policiales de dos personajes que se han acoplado el uno al otro como guantes gemelos, posibilitando que el lector, ya cómplice a estas alturas, los reconozca tan sólo leyendo una pequeña frase.

          Tanta ha sido la fama de los dos que ha dado lugar a una serie televisiva, Brigada de fenómenos, en la que también su autor tiene mucho que decir, y es que ese universo, apriorísticamente sevillano, en el que se cocían las primeras entregas, ha ido creciendo con el salto a Madrid pero sin que se olvide el más exquisito andalucismo, la exageración más hilarante e incluso los defectos propios de una tierra a la que Muñoz Gijón ama lo suficiente como para afearle los vicios sin dejar de exaltar sus virtudes, que son muchas a juzgar por la colaboración ciudadana que recibe de continuo.

          En esta ocasión son los modernos quienes han tomado las riendas de las operaciones con una campaña de actuaciones demoledoras llevadas a cabo en noches de luna llena. Las siglas KTR (kill the rancio) amenazan con extenderse por todo el país cercenando las tradiciones más respetables. Tanto que Jiménez se ve empujado a infiltrarse en un peculiar comando de variopintos antisistema, él, que es el abolengo hecho persona aunque ahora viva con su Triana del alma, un travesti sumido en una profunda crisis de identidad.

          Como siempre, no todo es lo que parece, y las andanzas de este nuevo gafapasta le arrancarán al lector unas cuantas carcajadas. Por encima de su misión, destaca la intención de que un extraño licántropo termine con las fiestas de El Rocío, con todo lo que eso conlleva de amenazas contra el andalucismo más ortodoxo. Y como ya es habitual, hay también una lista de personajes reales fácilmente reconocibles para el lector, que ayudan a darle a la novela el ritmo correspondiente. Nunca es mala época para la literatura humorística, Julio Muñoz Gijón se empeña constantemente en demostrarlo.

Un hombre-lobo en el Rocío. Julio Muñoz Gijón.
Editorial El Paseo. Sevilla 2016. 203 págs. 15 euros.


EL BOUQUET DEL MIEDO - XABIER GUTIÉRREZ

Reseña de la última novela de Xabier Gutiérrez, publicada recientemente en la revista Sólo Novela Negra

http://solonovelanegra.com/archivos/23067


sábado, 2 de julio de 2016

LOS DIOSES CANSADOS - ANDRÉS PÉREZ DOMÍNGUEZ

Más allá de la novela negra

          Tener a un inspector de policía en el centro de una trama no tiene por qué significar que estemos únicamente ante una novela negra, ése puede ser el pretexto, incluso el gancho para un cierto tipo de lector, pero cuando la historia trasciende los planos, y lo hace con la firmeza necesaria para adentrarse hasta los tuétanos en los caracteres humanos, vemos que el autor ha ido más allá del género negro. Eso hace Andrés Pérez Domínguez en esta nueva entrega, tomar de la mano al inspector Gallardo y acompañarle por Sevilla para que él nos vaya desvelando otros universos mucho más amplios.

          Estos dioses cansados son los que a veces se entretienen lanzando al cielo los dados del azar, sabedores del cataclismo que la jugada provoca entre los desdichados mortales, y es así como un accidente de tráfico pone en marcha una compleja maquinaria que salpica a varios personajes, incluida la propia comisaria Eugenia Plaza, quien ha logrado que Gallardo regrese a Sevilla tras su exilio profesional en Alemania. Documentos robados, chantajes congelados en un pasado que amenaza con doler, vidas entrecruzadas con la muerte y el descrédito de los pudientes. Una tela de araña en la que el inspector se mueve tirando de diferentes hilos con suerte muy desigual.

          Andrés Pérez Domínguez es un escritor de personajes complejos, que sabe fajarse con sus criaturas hasta conseguir que ellas mismas se presenten ante el lector con todo su equipaje de secretos. Y eso es lo más destacable de una novela que combina ese pasado oscuro de muchos personajes con la propia investigación policial sin dejar de lado la búsqueda que Nicolás Gallardo está haciendo de sí mismo, de la familia que pudo tener y ahora quién sabe si tendrá, y hasta de los caminos que entrelazan unos destinos con otros hasta provocar la carcajada de esos dioses justo antes de que decidan volver a tirar los dados.

Los dioses cansados. Andrés Pérez Domínguez.
Alianza Literaria. Madrid 2016. 486 págs. 18 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 2/7/2016)

MEMORIAS DE UN NIÑO MURCIANO - JOSÉ CUBERO LUNA


(LA VERDAD, "ABABOL", 2/7/2016)

viernes, 1 de julio de 2016

LOS LIBROS REPENTINOS - PABLO GUTIÉRREZ

Revolución

          ¿Puede una mujer casi anciana encabezar una revolución? ¿Puede una reacción airada a un bando municipal poner en jaque a la clase política local? Pablo Gutiérrez tiene la respuesta en una novela dura, dotada de un realismo algo más que sucio, detallista y certero, el realismo que no deja célula sin analizar, el que no soslaya a personaje alguno sino que nos regala una disección acertada y exhaustiva del mundo que nos rodea.

          Reme, mujer cercana a la ancianidad, viuda, casi arrumbada por sus hijos, ve cómo cambia su existencia cuando por error le entregan un cajón lleno de libros, pero no libros cualesquiera, sino una selección de los clásicos más imprescindibles de nuestra literatura. En lugar de hacérselos llegar a su verdadero propietario, ella comete el pecado de leerlos, y no sólo los lee sino que cae envenenada de literatura para el resto de una vida que no sabe cómo había podido vivir sin ellos, sacrificada a un marido pusilánime y a unos hijos egoístas, amén de ser esclava de una insatisfacción sexual muy lejana de sus peculiaridades fisiológicas.

La lectura de los clásicos le devuelve poco a poco la vida, pero la guinda la pone un bando municipal que prohíbe tender la ropa en las fachadas principales de uno de esos barrios humildes en los que la dictadura construyó nichos para hacer creer a sus propietarios que podían sentirse oficialmente protegidos. En ese barrio florecen muchachas marchitas en busca de un marido no demasiado egoísta, activistas de medio pelo que perdieron el tren de la última revolución, gamberros profesionales hijos del paro y el desánimo, homosexuales reprimidos y procesionistas de pega.

Al otro lado, en el bando enemigo, políticos de ocasión con los ideales escondidos tras máscaras de sadomaso, y una distancia insalvable que sólo se romperá cuando Reme encabece la revuelta de los tendederos. Un ambiente que Pablo Gutiérrez refleja a las mil maravillas haciendo crecer la tensión hasta que la lucha de los altermundistas con la policía arroje un cúmulo de cambios para ambas faunas, la del barrio pobre y la del ayuntamiento represor. Si alguna vez se fue el realismo social, ha regresado con todas sus letras.

Los libros repentinos; Pablo Gutiérrez

Seix Barral, Barcelona 2015. 268 páginas.
(Revista Letras de Parnaso, Núm. 46, Julio 2016)